BOLOÑESA DE BERENJENA


Durante esta cuarentena, he explotado al máximo los ingredientes que tenía en la nevera, alargando al máximo cada salida a la compra. Es verdad que no soy nada organizado a la hora de planificar las recetas y la compra, suelo improvisar cada día y hacer la compra según lo que me apetece comer. Esto ha cambiado estos días de alguna manera estos días, y la otra noche, mientras pensaba en qué cenar, encontré una triste berenjena en la nevera a punto de poner se mala, así que en un momento la convertí en una deliciosa bolognesa vegetariana con la que acompañé una pasta fresca. El resultado fue realmente delicioso.


INGREDIENTES

1 berenjena.
1 cebolla.
1 diente de ajo.
400 gr. de salsa de tomate frito.
1 vasito de vino  tinto.
1 vasito de caldo de verduras.
1 hoja de laurel.
Hierbabuena seca.
Tomillo en polvo.
Sal y pimienta.


  1. Pelamos la berenjena. Con ayuda de un rallador, la rallamos fina, la ponemos en un colador, la espolvoreamos con un poco de sal y la dejamos escurrir el exceso de líquido. Pelamos y picamos muy fina la cebolla y el diente de ajo.
  2. Añadimos un par de cucharadas de aceite a una cacerola y añadimos la cebolla, removiendo, hasta que comience a pocharse. Incorporamos el ajo y freímos un par de minutos más. Añadimos la berenjena, el laurel y el tomillo y la hierbabuena, removemos y cocinamos unos 10 min. o hasta que la berenjena esté tierna. Cubrimos con el vasito de vino tinto. Cocinamos hasta que el vino se evapore por completo.
  3. Añadimos la salsa de tomate, el caldo y cocinamos a fuego lento unos 30 min o hasta obtener una salsa suave y densa. Lista para servir o guardar en conserva.

Una salsa vegetariana súper resultona. Si os gusta el picante, no dudéis en añadirlo en la cantidad deseada, esto da mucha alegría a las salsas de tomate. Al igual que si tenéis un poco de albahaca fresca, en casa no tengo y siempre es un plus a cualquier plato o salsa de pasta.


Una receta muy sencilla con la que seguro que vais a realizar un montón de platos deliciosos, se me ocurre con unos gñocci al horno con bastante queso fundido por encima o entre placas de una rica lasaña. Sin duda que daréis buen uno de ella, ya que las salsas de tomate enriquecidas con algún ingrediente siempre son muy socorridas.


Espero que os animéis a preparar la receta, ya veis lo sencilla de preparar que es y el resultado de esta improvisación fue una romántica noche de cuarentena cenando en el balcón, así que no dudéis en preparar platos vegetarianos para ocasiones especiales, os aseguro que esta bolognesa no tiene nada que envidiar a una preparada con carne.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...