PASTA FRESCA AL VINO TINTO


Hoy os traigo una receta de pasta digna de la mejor de las ocasiones y de las más sofisticada de las mesas. Una pasta fresca casera elaborada con un vino de calidad, rellena de parmentier con setas y cerrada con mimo y cariño. Os aseguro que es una delicia de rica, en cada no han quedado ni las migas, y del vino ni contaros. Os dejo con la receta, estoy seguro que os va a encantar.


INGREDIENTES

Para la pasta fresca de vino tinto.

220 gr. de sémola de trigo duro.
1 Huevo.
50 ml. de vino tinto de calidad (Emilio Moro)

Para el relleno de parmentier:

2 Patatas pequeñas.
1 Cucharadita de mantequilla.
50 gr. de setas al gusto.
Sal y pimienta.

Para servir:

1 Cucharada de mermelada de frutos rojos maduros
Parmesano rallado.
Unas hojas de tomillo.


PARA LA PASTA FRESCA DE VINO TINTO.

Sobre la superficie de trabajo, hacemos un volcán con la harina y en el centro cascamos el huevo, añadimos el vino tinto, y con ayuda de un tenedor comenzamos a batir y a mezclar. Cuando tengamos una mezcla que nos cueste manejar, empezamos a amasar con las manos hasta obtener una masa homogénea y elástica. La cubrimos con papel film y dejamos reposar unos 30 min.

Con ayuda de la máquina de pasta, empezamos a estirar la masa hasta obtener un grosor por encima del mínimo que nos de la máquina. Con ayuda de una cuchara, vamos colocando el relleno a lo largo de la placa de pasta, en un extremo de esta y dejando dos dedos entre relleno  relleno.

Con cuidado, doblamos sobre si mismo la placa de pasta, de manera que el relleno quede cubierto. Volvemos a doblar y con ayuda de un cortador, los vamos separando y cortando el exceso de masa.
Dejamos secar hasta el momento de cocinar.



PARA EL RELLENO.

En una  cacerola, cocemos las patatas con piel hasta que queden blandas. Retiramos del fuego y dejamos templar.
Limpiamos y troceamos las setas. en una sartén, las salteamos hasta que comiencen a dorarse. Retiramos del fuego y dejamos enfriar. Con ayuda de un procesador de alimentos, picamos las setas.

Pelamos las patatas y en un cuenco, las mezclamos bien con las setas picadas, la mantequilla, sal y pimienta, hasta obtener una mezcla homogénea. Dejamos en la nevera hasta el momento de rellenar.


MONTAJE DEL PLATO

Cocemos la pasta en una olla con abundante agua salada durante 4 min. Retiramos de la olla con cuidado y reservamos.

En la base del plato, extendemos un poco de mermelada, encima colocamos la pasta y sobre esta, parmesano al gusto. Decoramos con las hojas de tomillo y servimos con una copa de Emilio Moro.


Lo primero de todo decir que el tipo de pasta que hemos preparado hoy se llama agnolotti, son como una especie de ravioli, pero que tienen un lado cerrado y dan una vuelta sobre si mismos, la verdad es que me encantan, son super sencillos de preparar y de las formas rellenas, una de las más bonitas.


Como siempre os digo, si para cocinar utilizamos buen producto mejor que mejor, sobre todo en el tema de los vinos, no hay nada como maridar en plato con el mismo vino con el que se ha cocinado, esto siempre potencia el sabor y el aroma del plato. En este caso he utilizado Emilio Moro, que estrena una nueva y preciosa imagen. En casa nos ha encantado, tanto que vamos a repetir seguro.


En cuanto al relleno, las setas que más os gusten, con unos sencillos champiñones ya tendréis un plato de diez. Si queréis le podéis añadir un poco de nuez moscada al relleno, esto potenciará el sabor de los agnolotti. Os digo, el relleno quedó tan rico, que el que sobró me lo comí a cucharadas, así que imaginad como esta pasta, impresionante. Y nota: preparad relleno de más.


Espero que os guste la receta, cualquier duda, aquí me tenéis.


Post patrocinado por Emilio Moro.

2 comentarios:

  1. ¡Qué pinta! Qué receta tan original y bonita. Seguro que está de muerte y el vino también ;)

    ResponderEliminar
  2. Menuda pinta :) Tiene que estar de muerte!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...