RAVIOLI BOLOÑESA


La pasta fresca tiene tantos caminos como caminos llegan a Roma. Caminos con formas, con rellenos, con colores, sabores, pequeños y grandes matices que hacen de la pasta algo maravilloso, y sin duda, un mundo apasionante en el que experimentar y probar. Apasionante, claro está, si te gusta la cocina casera, y a mi, me tiene completamente conquistado.
Hoy preparamos unos ravioli caseros paso a paso para que os sean más fácil de llevar a cabo en casa, los rellenamos de una deliciosa boloñesa y acompañamos de una sencilla salsa tomate, sinceramente, no necesitan más, simplemente sentarse a la mesa y disfrutar de ellos.


INGREDIENTES

Para la pasta:

260 gr. de harina de trigo duro rimancinata.
60 gr. de harina de trigo común.
2 Huevos.

Para el relleno:

100 gr. de carne picada de ternera.
100 gr. de carne picada de cerdo.
25 gr. de panceta picada.
1 Cebolla.
1 Diente de ajo.
50 gr. de salsa de tomate casera.
1 Vasito de caldo de carne.
Un chorrito de brandy.
Sal y pimienta.

Para la salsa:

100 gr. de salsa de tomate casera.
Unas hojas de hierbabuena.
Queso parmesano recién rallado.


Para la receta de hoy vamos a tomar varios atajos para que no se haga demasiado larga, por un lado la PASTA CASERA PASO A PASO para la elaboración de los ravioli, solo hay que dejar las planchas largas sin recortar.

Para el relleno, la SALSA BOLOÑESA TRADICIONAL una de mis primeras recetas, queda tan rica y sabrosa que siempre la preparo de la misma manera. Eso sí, para los ravioli es aconsejable prepararla el día antes y guardarla en la nevera, para que la salsa esté bien fría en el momento de rellenar los ravioli.

Para servirlos, una buena SALSA DE TOMATE CASERA y poco más hace falta para tomarlos, casi que os diría que con un chorrito de un buen aceite y listo.


Vamos con los ravioli:

  1. Sobre la superficie de trabajo, extendemos la lámina de pasta que vamos a utilizar. A mi me gusta que sea gruesa, la dejo siempre al 2, pero para los ravioli la podéis hacer al 1, quedará más fina y con la misma cantidad de masa os saldrán más piezas, eso ya va en gustos, yo prefiero que estén bien de pasta. Vamos tomando pequeñas porciones del relleno, para ello podemos tomar de medida una cucharilla del café y lo vamos colocando sobre la plancha, dejando entre cada relleno unos dos dedos de distancia.
  2. Una vez colocados los rellenos y con ayuda de un pincel de cocina, pintamos alrededor de estos con un poco de aceite de oliva para facilitar el pegado con la otra lámina de pasta que colocaremos encima. 
  3. Una vez estirada otra placa de pasta (de medida y tamaño lo más similar a la anterior) la colocamos encima y vamos presionando poco a poco de manera que salga el aire de dentro y se queden bien pegadas una lámina sobre la otra.
  4. Con ayuda de un cortador de ravioli, vamos cortando la pasta de manera que cada bolita de relleno sea un ravioli distinto.
  5. Dejamos secar unos 30 min y ya los tendremos listos para cocinar. Para ello, los herviremos unos 4 min en una olla con abundante agua salada. Yo siempre añado alguno de los recortes que sobran de cortar los ravioli para ver el punto de la pasta. Con los recortes podéis preparar un delicioso plato de pasta, que aquí no se desperdicia nada!!

Para realizar los ravioli, podemos usar diferentes herramientas, una RAVIOLERA, es fácil de usar, ya que nos indica donde poner el relleno y con ayuda de un pequeño rodillo, los cortamos todos de una, tiene de ventaja que de una salen un montón de ravioli.
Otra herramienta que podemos utilizar es un CORTADOR DE RAVIOLI hay de diversas formas y tamaños, a mi me parecen tan bonitos que no me puedo resistir a ellos.
Quizá la forma más cómoda y eficaz sea un RODILLO CORTADOR de manera que somos nosotros los que damos la forma y el tamaño que creemos al ravioli. También podemos usar un cortador de galletas con una forma sencilla que nos guste, aquí no hay límites, imaginación al poder.


Yo para tomarlos normalmente los acompaño de unas pocas hierbas secas como tomillo, orégano, hierbabuena, un poco de pimienta, un buen aceite de oliva y un poco de parmesano, sinceramente, cuando son buenos, no necesitan más, por eso en muchos restaurantes me sorprende que los acompañen de pesadas salsas que les quitan por completo el sabor.


En esta ocasión he querido acompañarlos de un poco de salsa casera de tomate que tenía por casa, al ser el tomate un ingrediente del relleno, ha quedado de maravilla, unas hojitas de hierbabuena, parmesano y ha sido como teletransportarse a Italia en un solo bocado, os lo aseguro!!


Espero que os guste el post, y como siempre, os animo a preparar vuestra pasta casera, es deliciosa, nada que ver con lo que se compra, y en el momento que se le pilla el punto (que es muy rápido) los resultados son asombrosos. Yo siempre trabajo con mi máquina IMPERIA que podéis encontrar en Claudia y Julia, últimamente le doy tanto uso que ya no la guardo después de cada uso, se ha quedado anclada en la cocina!!


Cualquier duda, me escribís sin problema, estaré encantado de poder ayudaros para que os queden tan ricos como a mi, que sin duda, merece la pena. Que no os pueda la pereza, un poco de esfuerzo tiene su recompensa, os lo garantizo!!


5 comentarios:

  1. Vaya aspecto! Tienen que estar de 10
    Un abrazo
    Clara

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado el apaño para hacer el relleno. Me lo apunto, para la próxima vez que me anime a amasar pasta fresca...

    ResponderEliminar
  3. Cada vez que venho aqui e vejo as tuas massas caseira fico a babar, adoro ravioli, costumo comprar frescos , sei que feito em casa devem ser muito mais saborosos.
    Esses ficaram fantásticos , e como dizes não precisamos de mais nada....
    Boa semana

    ResponderEliminar
  4. Madre mia Raul, eres el rey indiscutible de la pasta fresca, menuda pintaza que ya vi por IG, me parece una maravilla!
    Besossss

    ResponderEliminar
  5. Por Diossss....tengo unas ganas de hacer tu receta de pasta....aix...y no tengo tiempooooo! Genial la receta y las fotos, fo course!
    Besos guapo!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...