CAVATELLI PASO A PASO



Uno de los tipos de pasta fresca que me encanta preparar son los cavatelli. Su forma queda super bonita y coge mucha salsa, con lo que viene genial para salsas cremosas y más espesas. Son tan sencillos de preparar que siempre los preparo cuando alguien me pide que le enseñe a preparar pasta fresca en casa. No necesitamos máquina de hacer pasta, con lo que es una pasta que podemos preparar sin necesidad de instrumentos, con un tenedor incluso los podemos preparar. Se parecen mucho a los gnocchi, pero la diferencia es que son enteros de sémola de trigo duro.


INGREDIENTES
200 gr. de sémola de trigo duro.
100 ml. de agua.


1- En un cuenco grande, ponemos la sémola de trigo duro, añadimos el agua y comenzamos a amasar hasta obtener una mezcla homogénea y elástica. Esto nos llevará entre 10 o 15 min. Si vemos que nos cuesta mucho amasar, nos iremos humedeciendo las manos y seguiremos amasando. Por el contrario, si vemos que es muy húmeda, espolvoreamos un poco de harina sobre la superficie y amasamos sobre esta.


  

2- Una vez que tenemos la masa, le damos forma de bola y la dejamos reposar, tapada, unos 20 min. Esto es muy importante, por un lado taparla para que no se reseque, y por otro, al reposar, la masa se vuelve más elástica y manejable a la hora de trabajarla después.


3- Tomamos una porción pequeña de la masa y hacemos un pequeño rulo con ella, amasando obre la superficie de trabajo.


4- Con ayuda de un cuchillo afilado, vamos cortando pequeñas porciones de la masa, del tamaño de 1cm. más o menos.


5- Tomamos una tablita estriada o un tenedor y presionando, marcamos las estrías sobre la pasta,  damos la vuelta al trozo sobre esta, de manera que se queda la marca por todo y con cuidado lo cerramos sobre la tabla dando la forma circular que tienen.


6- Los dejamos secar una media hora antes de cocinar.  Para cocinarlos, los ponemos en una olla con abundante agua salada, cuando comience a hervir, los añadimos y cocemos unos 7 u 8 min, dependiendo del tamaño. Escurrimos con cuidado y mezclamos con la salsa.


NOTAS:

- Podemos hacerlos más grandes o más pequeños, eso depende del gusto de cada uno y de la receta que preparemos. A mi casi nunca me quedan del mismo tamaño, pero la verdad es que no me importa, al estar hechos a mano me gusta que tengan irregularidades y no sean perfectos.
- Podemos añadirlos a sopas directamente y que se cocinen en el caldo de esta, así quedaran mucho más sabrosos y ricos.
- En ensalada también los podemos preparar, los dejaremos enfriar a temperatura ambiente y una vez fríos, los añadiremos al resto de ingredientes.

1 comentario:

  1. Te ha quedado perfecta esta pasta,se ve complicado darle la forma. Seguro que está muy buena.
    Besoss

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...