ALBONDIGAS ITALIANAS DE PATATA


Hoy os traigo una receta italiana de esas que quitan el sentido. Ya sabéis lo mucho que me gustan las albóndigas, y cuando vi estas no pude resistirme a prepararlas. Son muy sencillas de hacer y el toque cítrico que tienen es realmente delicioso, así que vamos con la receta.


INGREDIENTES

600 gr. de patata.
100 gr. de queso parmesano rallado.
70 gr de harina de garbanzo.
10 hojas de albahaca.
10 hojas de menta.
El zumo de 1 limón.
400 gr. de salsa de tomate casera.
Hojas de rúcula para acompañar.
Sal y pimienta al gusto.
Aceite de oliva para freír.


  1. lavamos bien las patatas y las cocemos con piel en una olla con abundante agua salada unos 20 min. o hasta que veamos que están blandas. Las escurrimos y dejamos enfriar unos 30 min. las pelamos y colocamos en un cuenco grande con el queso parmesano, las hojas aromáticas picadas, la harina de garbanzo, el zumo de limón y sal y pimienta al gusto. Con ayuda de un tenedor, las chafamos bien hasta conseguir que todos los ingredientes estén bien integrados y tengamos una masa homogénea.
  2. Vamos tomando porciones y formando albóndigas con la masa. Las dejamos enfriar en la nevera durante 30 o 40 min. Ponemos una sartén en el fuego con el aceite de oliva y las freímos por todos los lados hasta que comiencen a dorarse. Retiramos del fuego.
  3. Servimos con salsa de tomate casera y las hojas de rúcula.

Un plato de lo más sencillo y que me resulta delicioso para esta época del año en la que apetecen recetas más ligeras y refrescantes, como os decía en la introducción, el toque cítrico del limón con las aromáticas le queda impresionante y las convierte en un bocado irresistible.


Esta receta la he sacado del blog de mi amiga Tere de Las María Cocinillas, eso si, he duplicado las cantidades, que ellos comen poquito y en casa, pues comemos algo más, así que si queréis menos cantidad, solo tenéis que hacer cálculos.


Una receta vegetariana de lo más sencilla. Es muy rápida y fácil de preparar, no tiene complicaciones más allá de encontrar una buena patata y hierbas frescas, por lo demás, no tiene misterio alguno, y quedan tan ricas, que estoy seguro de que las vais a preparar en multitud de ocasiones.


La salsa de tomate es importante que sea casera, esto siempre es un plus en cuanto a sabor y calidad, nos ahorramos todos esos conservantes y colorantes que llevan las salsas comerciales, con lo que intentad que vuestra cocina sea lo más saludable posible.


Espero que os guste y os animéis a prepararlas, ya veréis como os van a encantar.


1 comentario:

  1. Vaya pinta! Qué bocaditos más ricos y originales! Me gusta la idea, la probaré en cuanto me sea posible! Feliz día! Besines

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...