PATATAS AVELLANAS DE LA PARABERE


He de reconocer que desde que descubrí a la marquesa de Parabere y sus recetarios, se me ha ido un pelín la cabeza. Me veo, mientras leo sus recetas, organizando al servicio mientras elijo la vajilla y aviso a los invitados para la cena, todo al tiempo en que  las sirvientas almidonan los manteles y preparan uno de los comedores, ainsssss, jajajaaa.  En fin, puesto que de Parabere tengo poco, vamos con una guarnición que, aunque sencilla, me llamó un montón la atención y me dejó claro que, la marquesa, sabía comer bien.


INGREDIENTES
2 Patatas grandes
4 Cucharadas de mantequilla
1 cucharada de aceite
Sal y pimienta

1-      Pelamos las patatas y con ayuda de un ahuecador vamos vaciándolas haciendo bolitas pequeñas. Las lavamos bien y secamos.

2-      En una sartén fundimos 2 cucharadas de mantequilla y una de aceite. Freímos las patatas a fuego lento removiendo muy a menudo para que no se quemen y se hagan igual por todas partes.

3-      Una vez listas, apartamos del fuego, salpimentamos y añadimos el resto de la mantequilla y vamos removiendo la sartén hasta que la mantequilla se deshaga e impregne a todas las patatas por igual, servimos.


Como veis, algo muy sencillo de preparar y que va genial tanto con pescado como con carne, incluso con verduras, vamos, para todo lo que se nos ocurra.
Esta mujer, asegura haber probado y realizado todas las recetas que aparecen en sus libro,(os puedo asegurar que son muchas) yo por ahora ya llevo una! Jejeee.  No dejéis de echar un vistazo al libro de tan particular mujer, a pesar de que muchas recetas se ven anticuadas, para consultar recetas básicas está genial y,  a mí, al menos me ha conquistado.



17 comentarios:

  1. Raúl tienen una pinta estupenda! Y súper sencillas, te queda un acompañamiento estupendo...un beso

    ResponderEliminar
  2. que ricas! sencillas y deliciosas. besitos

    ResponderEliminar
  3. Muchas de las recetas que creemos anticuadas son una verdadera maravilla, como estas patatitas.¡¡Lo que sabia la marquesa!!
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Raúl mmmnnnn voy a ir concretando tus receticas para pedir el menú ja ja ja ja....estoy con Tere tu sencillo sencillo y te marcas un platazo ideal y unas fotos majisimas...un besazo moldelazo ja ja

    ResponderEliminar
  5. Doy fe de que esta mujer era una máquina cocinando, yo tengo el libro de repostería, es mi biblia, y ya he hecho muchas de sus recetas, a cual mejor.

    Esta receta es sencilla y deliciosa, mi madre ya me enseño a preparar las papas así y quedan geniales.

    Un besin!

    ResponderEliminar
  6. Una guarnición sencilla fácil de preparar y con la mantequilla seguro que da un toque especial a la patata, y del nombre del plato ni que decir

    ResponderEliminar
  7. Qué ricas Raúl¡¡ se parecen mucho a las de guarnición que preparo yo, pero con el toque de la pimienta, y seguro que están riquísimas. Tengo en casa un saco de 10 kilos de patatas, (sí, 10 kilos...jejejeje), que mi señora suegra me compró ayer en Portugal, así que te prometo que esta semana las pruebo a tu manera¡¡
    Un abrazo amigo¡¡

    ResponderEliminar
  8. Raul, cariño, estas pataticas tienen una pinta divina, la verdad que si que tenia buen paladar la marquesita, pero tu tienes unas manos divinas para hacer todas las recetas que te propones. Mil besicos guapo

    ResponderEliminar
  9. Ánimo que ya te falta menos para acabar con todas las recetas del libro, jejeje. Ahora en serio, estas patatas se ven perfectas para acompañamiento de cualquier carne o pescado, han de estar muy ricas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Raul, una receta que lo tiene todo, una guarnición que puede ir tanto con pescado como carne.Besos y gracias

    ResponderEliminar
  11. Para que veas que no hay que ser marqués para comer bien ;)
    a mí también me has dejado con el gusanillo de prepararlas
    un saludo!!

    ResponderEliminar
  12. Qué requetebonitas quedan y seguro que son un bocadito exquisito Raúl. Yo también te imagino eligiendo el mantel y la vajilla a la espera de recibir a tus invitados con la mejor de las sonrisas a la puerta de tu castillo en la Provenza...
    ¿Quién sabe??? Eres un crack!!!

    ResponderEliminar
  13. Me quedó con la receta porque tiene que estar de aupa.

    ResponderEliminar
  14. ¡Yo pensando dónde habías comprao esas patatas tan encanijás y resulta que las hacías con molde!

    Esas se pueden comer a pares.

    Un abrazo chillao.

    ResponderEliminar
  15. Unas patatas geniales, Raúl. Estas seguro que caen.
    Precisamente hoy me he hecho con dos libros de la Marquesa (que no lo era) de Parebere. El que indicas aquí y el de repostería. De este segundo voy a hacer una "colineta" (bizcocho sin harina, con almendra en polvo). A ver que tal me sale.
    Un abrazo.
    Carlos, de Vegetal... y tal.
    http://vegetalytal.com

    ResponderEliminar
  16. Que ricura de patatas,seguro que la marquesa se ponia morá de ellas, me quedo con tu receta ,un besico!

    ResponderEliminar
  17. yo quierooooooooo!
    pásame el libro... ed. titulo...
    un abrazo!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...